¿Qué Transmitir al Decorar Tu Casa?

¿Calidez y cercanía o relax y distanciamiento?

Ahora que tienes claro lo que deseas conseguir con cada estancia, es importante que recuerdes definir bien qué tipo de sensaciones quieres que transmita.

Si lo que quieres es sentir calidez, cercanía y una sensación acogedora, lo mejor es que uses materiales y colores cálidos. Estos son: maderas, materiales envejecidos, cerramientos artesanales, murales cerámicos o colores tierra, naranjas, rojos, amarillos o marrones, que son tonos cálidos y alegres.

Si lo que quieres, en cambio, es sentir relajación y distanciamiento, deberás usas materiales y colores fríos. Éstos son: el hormigón, el cemento, el cristal, los materiales metálicos (acero, aluminio, hierro…) o los colores fríos como la gama de azules, verdes, violetas… que son tonos relajantes, frescos y ligeros.

Por supuesto, siempre se pueden mezclar lo cálido con lo frío para logar un equilibrio, pero teniendo en cuenta la diferencia entre cálido y frío para tender más hacia una parte o la otra.

Imagen por Wonderlane

Materiales a usar

Puedes repasar La Mejor Manera de Decorar tu Casa para ver los tipos de materiales que hay según su calidez. Además de eso deberás tener en cuenta cómo combinarlos entre sí.

Combinar el mobiliario es un tema muy complejo que no se puede tratar en un solo capítulo, pero voy a darte los principios que debes seguir.

Unidad y armonía: Resulta apropiado un estilo y un tema común. Esto quiere decir que todos los elementos deben trabajar juntos y complementarse unos a otros para reforzar la composición global.

Equilibrio: Es la distribución por igual del peso visual en una habitación.

Punto focal: Le da mucha personalidad a la estancia y sirve para atraer la atención y presentar el resto de la estancia. Debe producir una impresión duradera, pero también debe ser parte integral de la decoración. Por ejemplo: una chimenea, una televisión de pantalla plana, etc.

Ritmo: Repetición del patrón visual. Continuidad, recurrencia u organización. Cuidar la repetición, la progresión, la transición y el contraste de los diversos elementos.

Detalles: No deben ser obvios, pero deben ser los correctos, reforzando el sentir general de la habitación.

Escala y proporción: Imprescindibles en una buena decoración.

Color: Tiene un impacto definitivo sobre la atmósfera que deseas crear. Aquí tienes un excelente video para combinar colores en tu decoración.

Con estos principios tienes una guía básica para no equivocarte.

Si quieres saber más sobre decoración del hogar, no lo dudes, suscríbete gratis a nuestro boletín.

¿Te ha gustado?... ¡Compártelo!...