¿Qué Color Pongo?

¡Qué espléndido es el color! Qué importante influencia tiene el color sobre todos nosotros. Incluso si somos inconscientes de hasta qué punto esto es cierto. Determinados colores nos caen como un tiro a la mayoría de nosotros, y creo que deberíamos intentar aprender qué colores son los que nos caen más simpáticos para nuestras propias emociones individuales, y a continuación hacerlo lo mejor que podamos sin pedir a todas hora consejo.

Decorar con posters y láminas en Allposters

Si tienes inclinación a un temperamento nervioso y apresurado, por ejemplo, no deberías
decorar
tus estancias con notas prevalecientes en rojo. Por otra parte, una naturaleza tímida y delicada a menudo podría ganar coraje y fortaleza viviendo en entornos de ricos colores rojos. Los tonos de los damascos italianos en los cuales los colores primitivos de la edad media nos han sido traspasados nos muestran sus preferencias. Nada de medias sombras, nada de mezclar tonos era la propuesta en una época de nervios de acero. Las personas trabajaban duro, y tenían pura tristeza además necesitaban rojos y verdes, colores primitivos todos. Hoy en día, debemos considerar el efecto del color sobre nuestro estado de ánimo, nuestros ojos, nuestros nervios, todo.

El amor al color es un asunto emocional, tanto como el amor por la música. El sentimiento más fuerte e intenso que tengo sobre la decoración es mi amor por el color. He sentido una satisfacción íntima gracias al color, al igual que al bailar sobre el escenario.

¡Color!. La misma palabra sugiere calidez y disposición amable de tonos, una atmósfera placentera y que nos aporte ánimo y que esté llena de vida. Decimos que una voz está llena de color, cuando está despierta y llena de vida. Decimos que algo, no tiene color, porque es soso y poco amistoso. Demandamos que cierta música esté llena de color, y siempre buscamos color en las páginas de nuestros libros favoritos. Un poeta tiene color y otro es cínico y gris o negro. Creemos y criticamos desde el punto de vista de la apreciación del color, aunque a menudo no tenemos ese aprecio.

Decora tus paredes con Allposters

Existe toda la diferencia del mundo entre la persona que aprecia el color y la persona a la que le gustan los colores. El niño, trasteando con sus juguetes rotos y trozos de porcelana o el homo sapiens primitivo con sus mantas impresionantes, cestos y collares tienen mentes que disfrutan de la combinación de tonos vívidos pero no tienen más sentir por el color de lo que podría tener un hombre ciego. La apreciación del color es sutil y tiene que ver con una cualidad intelectual que puede desarrollarse.

¿Te ha gustado?... ¡Compártelo!...