Decoración en tu vivienda nueva

Si te has comprado una vivienda nueva, debes disfrutarla. Seguramente has tardado bastante en decidirte por cual es la que te gustaba más. Aún así, te queda el último paso: vigilar bien los desperfectos.

Es muy habitual comprarse una vivienda y dejar pasar los desperfectos por alto, bien sea por tener la vivienda cuanto antes en nuestra posesión o porque no nos damos cuenta de ellos hasta pasado un tiempo. Además, se empieza a decorar la casa desde el primer día.

Si decoras tu vivienda nueva, antes debes arreglar los posibles desperfectos. Estos desperfectos podrían afectar seriamente a tu decoración. Aprende a evitar futuros problemas  dificilísimos de solucionar prestando atención a lo siguiente:

* Las grietas: Tener grietas en una vivienda nueva, es el problema más frecuente. El edificio es nuevo y por esa razón no se ha asentado aún. Si hay una grieta, puede crecer un poco durante dos años. Después arréglala, ya que tu vivienda nueva y tu familia os merecéis una decoración perfecta.

* La pintura: La decoración en tu vivienda nueva debe incluir una pintura perfecta. No debe quedar ni la menor marca o tu decoración se verá deteriorada por la falta de estética de las paredes.

* Los alicatados: Golpea con los nudillos de las manos en los alicatados. Si suenan a hueco, probablemente no los han fijado bien, por tanto, tienes más probabilidades de que se caigan con el tiempo. Los azulejos no sólo tienen que ser bonitos, sino también prácticos.

* Los arañazos: Con las obras, a veces se rallan las puertas, los cristales, las paredes… Mira con lupa la vivienda antes de comprarla. Así, tu decoración se lucirá mucho más.

* Las instalaciones: La constructora te ha debido dar unos planos de instalaciones. Así que comprueba que los radiadores están colocados donde se dibujan en el plano, que tienen los elementos que se indican, que los grifos están bien fijados y funcionan. A veces un radiador mal puesto, puede estropear la decoración de una pared y hay que recurrir después a disimularlo.

* La superficie: ¿Tiene la vivienda los mismos metros cuadrados que lo que te habían prometido? A la hora de decorar tu vivienda, es importante que las medidas coincidan con el plano, ya que los muebles que tienes pensado comprarte, podrían no caberte en la realidad.

La cuestión es ser crítico con lo que ves. No te dejes llevar sólo por la ilusión de querer irte a vivir pronto a tu piso nuevo. Sé neutral y muy detallista. Si miras con lupa tu futura vivienda, te evitarás muchos desagradables problemas. Las constructoras tienen la obligación de arreglar los desperfectos cuando has decidido comprar la vivienda. Así que aprovecha ese derecho.

Ahora que tienes tu vivienda lista para decorar, se lucirá muchísimo más. Así que ¡Disfruta de tu nueva vivienda!

¿Te ha gustado?... ¡Compártelo!...