Cómo Decorar Una Habitación Infantil

Decorar la habitación de tu niño, es muy importante para ti. No sólo por la ilusión que hace, sino porque quieres que tu hijo esté feliz y a gusto en su dormitorio. Por esa razón, seguro que le estás dando vueltas y vueltas. Quieres darle a tu hijo lo que es mejor para él y no sabes por dónde empezar.

Tranquila, aquí tienes  los puntos más importantes que deberás tener en cuenta a la hora de decorar un dormitorio infantil.

Elige un color relajante. Los niños, por lo general necesitan tranquilizarse y reposar. Por tanto necesitan que su habitación les tranmita esas sensaciones. La psicología del color es muy poderosa. Por eso, utilizar la paleta de colores adecuada conseguirá que tu hijo se sienta bien cada vez que pase al dormitorio.  Te aconsejo que los colores que uses sean pasteles en azul o verde y siempre muy claritos.

Puedes utilizar hasta 3 tonos distintos del mismo color. Así conseguirás tener unidad y armonía en la decoración del dormitorio.

Si es posible, pídele que te ayude a decorar la habitación. Al fin y al cabo,  es él quien más lo va a disfrutar.  Pega en las paredes siluetas de sus dibujos favoritos, mancháos las manos de pintura y plantar las manos en las paredes… lo que sea, con tal de que sea divertido.

Divide visualmente la zona de estudiar y la de jugar.  Puedes hacerlo por medio de colores o de alfombras. Esto es importante para que no se distraiga y aumente su concentración.

Poco a poco tu hijo se irá haciendo mayor. Cuando eso suceda, es importante que la decoración de su habitación,  cambie con él. Aquí tienes un artículo especial para dormitorios de adolescentes.

¿Te ha gustado?... ¡Compártelo!...