Color vs Colores

Los colores son como las notas musicales y los acordes, mientras que el color es el resultado placentero del uso artístico de una combinación apropiada de colores. Así que los colores son medios para un fin, mientras que “el color” es el fin en sí mismo. Los primeros son herramientas, mientras que el último es una armonía distintiva que habrá de componer arte de muchas líneas y sombras.

Tus paredes preciosas con Allposters

Soy consciente de que algunas personas son ciegas al color pero, en general, no nos tomamos la molestia de asegurarnos de si la mayoría de las personas ven los colores crudamente. Supongo que hay muchos ciegos al color como hay personas que tienen un profundo sentir por el color, y las grandes masas de gente están entre medias, mientras que saben y conocen colores distinguiéndolos unos de otros, no los aprecian. Tan seguro como que hay personas que no pueden distinguir una melodía de otra y otras personas que tienen una profunda pasión y sentir por la música, mientras que el resto de la gran mayoría de personas puede seguir un tono y cantar un himno, pero no pueden profundizar mucho más que eso.

Sin duda, cada uno debe conocer su propio sentido del color. Sabrás si por dónde andas si tienes resultados satisfactorios, ¿no es cierto?. Nunca he creido que haya una persona tan ciega que no pueda distinguir buenos de malos efectos, incluso aunque no pueda decir por qué una habitación proporcionó un buen efecto y otra uno malo. Es tan simple como el problema de la mujer bien vestida y la que va desaliñada. La mujer desaliñada no se da cuenta del grado de su propio gusto, pero sí sabe que su vecina va bien vestida, y por eso la envidia patéticamente.

Compra Posters y Láminas en Allposters

Si no estás segura de apreciar el color, si sientes que tú, como tus niños pequeños, disfrutas de una alfombra verde con rosas rojas por qué es tan alegre, puedes estar segura de que deberías dejar de centrarte en resolver problemas de color. Empieza por amueblar tu casa en tonos neutros, dependiendo de la encuadernación de tus libros, de las flores, chimeneas y pequeño mobiliario. A continuación, con un fondo excelente de tonos suaves y tranquilos, puedes aventurarte poco a poco intentando poner algo de color aquí y allá durante unos días, a continuación pregúntate si honestamente te gusta. Después prueba con otro color colocando un jarrón, un bol o un poco de color en algún otro lugar, hazlo a ver qué pasa. Pronto encontrarás que el gozo de tu hogar está creciendo, y que tienes una fuente de felicidad dentro de ti misma que no habías sospechado. Creo que el buen gusto puede desarrollarse en cualquier persona, tan seguro como que la buena educación es posible para todos. Y el buen gusto es tan necesario como los buenos modales.

¿Te ha gustado?... ¡Compártelo!...