Cómo Amueblar Un Salón Pequeño

A disfrutar de tu casa cuando decores

El salón es la parte de la casa donde más tiempo se pasa. El salón es un lugar de ocio, de lectura, de estar en familia… Por eso, es importante que el salón esté amueblado correctamente. El espacio, más que un lujo, es también una necesidad. En el caso de los salones, es tan imprescindible que puede llegar a condicionar nuestro estilo de vida.

Si tu salón es tan pequeño que no sabes por dónde empezar a amueblarlo, tranquila. Hay trucos muy sencillos que te ayudarán a tener un salón bien amueblado. Sigue estos prácticos consejos:

  • Elige un estilo. El primer paso es elegir un estilo decorativo que te guste. Ten en cuenta que tratándose de un salón pequeño, no es recomendable que te decantes por un estilo clásico, tradicional, etc. Cuanto más sencillas sean las líneas, los colores, las telas… mucho mejor.
  • Tu color. Una vez que has elegido tu estilo, elige el color protagonista de tu salón. Para amueblar un salón pequeño, es recomendable que no lo decores con más de dos o tres colores. Si el color que has elegido es muy oscuro o fuerte, utilízalo sólo para los complementos (alfombras, adornos, cortinas…) También puedes probar a pintar una pared de ese color fuerte y el resto en blanco. Para el resto puedes usar blanco, que le dará un ambiente fresco y puro. Si quieres darle un poco más de calidez, usa un blanco roto. Utilizando la combinación de colores apropiada, conseguirás que tu salón tenga una decoración correcta, sin recargarlo demasiado y dándole así, más luminosidad y amplitud visual.
  • El espacio. Para aprovechar bien los espacios pequeños, lo mejor es que uses muebles que te ayudarán a solucionar los problemas de almacenaje. Échale un vistazo a estos tipos de muebles adaptables.
  • Los muebles correctos. Ya que has solucionado el problema del almacenaje (que todo el mundo tiene…), utiliza muebles de madera clara, (haya, arce, etc) para que dé sensación de elegancia y ligereza. Elígelos con líneas rectas. Es conveniente que los muebles sean bajos y no ocupen toda la pared. Cuanto más se vea la pared, más amplitud le darás a tu salón.
  • La distribución. Distribuye los muebles pegándolos a las paredes. No sitúes los muebles en medio del salón. Eso empequeñecerá tu salón, ya que dividirás la estancia en dos zonas. Dividir visualmente estancias sólo es útil y bonito para salones grandes.

Sigue estos consejos y verás que amueblar un salón pequeño no es un problema sin solución. Entra aquí y descubre más ideas para amueblar el salón.